Local

SUCRE, UNA CIUDAD SIN RAYAS

Una ciudad sin rayas, no dice nada. Las cebras están a punto de desaparecer de las calles de la ciudad. Su trabajo social de varios años se reduciría a la mínima expresión. El proyecto nació con 120 educadores ahora solo se pretende contratar a 20.